martes, 30 de marzo de 2010

Mar del Plata colabora en el desarrollo de la Máquina de Dios


Mar del Plata sigue colaborando en el desarrollo del gran colisionador de hadrones (LHC según la sigla en inglés), más conocido como Máquina de Dios. Los integrantes del Laboratorio de Instrumentación y Control (LIC) perteneciente al Departamento de Electrónica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata, crearon una nueva fuente de alimentación para este acelerador de partículas que permitirá hacer nuevos descubrimientos en materia física.

En estos días, los ingenieros Mario Benedetti y el becario Nicolás Wassinger, están juntándose en Ginebra en el Centro Europeo para la Investigación Nuclear (CERN), donde se encuentra una de las máquinas más importantes desarrolladas en los últimos años y la más impresionante en su tipo y donde hoy habrá una prueba muy importante relacionada con el trema (ver aparte).

Dentro del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN está el detector Atlas, que mide 46 metros de longitud, 25 metros de altura y 25 metros de ancho. El detector pesa 700 toneladas y está constituido por 100 millones de captores que medirán las partículas producidas tras las colisiones de protón a protón en el LHC.

"Una vez que las partículas atraviesen el campo magnético creado por los imanes superconductores, la sensibilidad del detector le permitirá determinar las trayectorias de las partículas con una precisión del espesor de un cabello", explicó Benedetti. Y añadió que "podremos tener una nueva visión de las partículas elementales que constituyen nuestro universo", dijo tras considerarlo el experimento como una especie de "microscopio gigante".

A través de esta máquina esperan poder entender la simetría entre la cantidad de materia y la antimateria al comienzo del universo. "De hecho sabemos que en el universo existe una cantidad muy grande de materia que no conocemos, y hay una oportunidad de que pueda ser encontrada aquí", explicó el ingeniero. Aunque nadie está seguro de lo que allí se va a encontrar, los científicos tienen sospechas y esperanzas de poder definir la partícula de Higgs (llamada la partícula de Dios), que creen que es la responsable de la masa de todas las partículas".

En este marco, y tras un acuerdo firmado el año pasado entre el Laboratorio y el CERN, desde Mar del Plata los investigadores tuvieron en esta oportunidad el desafío de generar una nueva fuente de alimentación, superadora a la que ya habían realizado años anteriores para esta máquina.
"Para el año 2013 en el CERN están planeando aumentar la velocidad del acelerador, que son las cantidad de partículas que van en los paquetes, así que desarrollamos una fuente nueva", comentó Benedetti horas antes de partir de Suiza, donde se encontrará con el becario Wassinger y harán las pruebas finales junto a la gente del CERN, y así dejar listo este nuevo invento.

"El año pasado propusimos una topología y la validamos en Suiza durante el 2009. Después se siguió trabajando en Argentina junto con el becario Rogelio García Retegui y se logró poner a punto. En forma paralela se desarrollaron dos prototipos de bajo nivel de esta fuente, que fueron aprobados por el CERN", comentó Benedetti, quien agregó: "Después hicimos dos prototipos a escala de prueba que se lograron poner en funcionamiento en Mar del Plata y en Ginebra y ahora se decidió construirla a escala real".

El 8 de abril esperan recibir la aprobación final de este desarrollo y recibir un nuevo desafío que permitirá seguir el contacto entre las dos entidades.

Fuente: La Capital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada