miércoles, 31 de marzo de 2010

El orgullo de los marplatenses que son parte del proyecto


Para los miembros del Laboratorio de Instrumentación y Control de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata, la de ayer fue una jornada llena de emociones. Vieron con éxito cómo el acelerador Large Hadron Collider (LHC) de la Organización Europea de Física Nuclear (CERN) de Ginebra, también conocido como "la máquina de Dios", logró recrear por primera vez en la historia de la ciencia la colisión de partículas de energía que se asemeja al Big Bang. Ellos, que desde hace años vienen trabajando en el CERN, sintieron en carne propia el éxito ya que desarrollaron fuentes de alimentación que conforman esta impresionante máquina.

En diálogo con LA CAPITAL, Mario Benedetti, Daniel Carrica, Rogelio García Retegui y Sebastián Maestri, cuatro de los integrantes de este laboratorio marplatense, explicaron cómo vivieron este momento a la vez que destacaron lo importante que es para la ciudad y la educación pública poder formar parte de este hecho histórico.
Carrica al igual que Benedetti son los dos integrantes más veteranos del laboratorio. En el caso de Benedetti (que en estos días se está yendo a Suiza a poner en funcionamiento la nueva fuente de alimentación que desarrolló el grupo), vio todo el proceso a través de internet. "No dormí y la verdad es que cuando se supo que fue un éxito me emocioné", dijo el director del grupo, quien destacó la "persistencia" de quienes integran el laboratorio que desde hace dos años tiene un convenio formal con el CERN, pero que desde hace unos 30 años "tenemos contacto y participación".

"Pienso que es una suerte que estemos en el candelero porque de alguna manera pone a la luz un trabajo que se hace en la Universidad que es muy bueno", consideró Benedetti quien acotó: "Por otro lado nos globaliza en la visión porque no es lo mismo realizar una investigación entre cuatro paredes, que tener la posibilidad de estar en contacto con el mundo".

Carrica ayer combinó la labor diaria con las noticias. "Estuve siguiendo algo, pero no muy de cerca. Pero de repente me empezaron a llamar familiares, amigos y colegas, así que me enteré del éxito", comentó el investigador, quien también se mostró orgulloso del grupo de trabajo y de quienes se han ido sumando ya que "el hecho de que ahora estemos festejando es que hemos realizado un trabajo de muchos años en el CERN que implicó esfuerzo, dedicación y capacidad que fue poniendo cada uno de los que estuvo en el Centro".

Fuente: La Capital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada